LUNES, FEBRERO 18, 2019

Miedo escénico en el futbol

 07 - febrero - 2019

Hace unos días escuchaba una entrevista a Jorge Valdano en donde mencionaba el concepto del "miedo escénico", haciendo referencia a las circunstancias que atraviesan los equipos de futbol y el propio jugador, siendo este "pánico o miedo" un rival o un gran aliado.

En dicha entrevista explicó algunos conceptos interesantes, pero me gustaría que también trasladáramos esto, no solamente para el entorno del jugador de futbol, sino para los mismos dirigentes, entrenadores, dueños y todo lo que se encuentra alrededor de ello porque una emoción (en ambos sentidos, es decir euforia positiva o pánico negativo) mal encausada puede generar una toma de decisiones sesgadas y difícilmente atinadas ante una inestabilidad emocional.

Miedo al entorno: En la misma entrevista hace referencia a una plática con un torero, en donde le preguntaba si daba miedo el toro, y el personaje le contestó: "A mí no me da miedo el toro, me da miedo el público".

Decía que en algunas ocasiones o en algunas series de ida y vuelta, en donde el marcador estaba ridículamente en contra, el público mostraba una fe en el equipo, pero a la vez insensata, lo cual genera una presión muy fuerte para el mismo.

El miedo escénico que generaba el público en apoyo a su equipo, en este caso jugaba a favor del local, pero también está la versión inversa…

Todo esto también debe afectar para el entorno directivo ante la presión de los resultados, la carencia de campeonatos e incrementando el factor de manera proporcional con la inversión de recursos económicos en el equipo.

Utilizar el ambiente: "Provocar al público para que se metiera en el partido, eso no es fácil con el aficionado del Real Madrid, porque en situaciones normales suele ser frío, pero cuando se mete en el partido, juega… la influencia es muy, muy seria".

El impulso de tu público termina potenciando las virtudes: "El público siempre es de temer, el público es implacable; se hace muchas ilusiones antes de un partido, pero luego exigen que esas ilusiones se cumplan, y no siempre resulta fácil".

"Hay jugadores que, durante toda su vida, antes de salir al campo, devolvían (vomitaban), teniendo una fama de macho ibérico. Sin embargo, tienen ese miedo antes de desafiar al público".

La presión del entorno juega un factor importante, pero la parte determinante es la presión interior, es decir, que si el jugador, el equipo o el directivo no controla o no domina "el ataque exterior", será difícil salir adelante o conseguir los objetivos individuales o de grupo.

Hoy en día existen factores adicionales y mucho más precisos o directos, debido a que las redes sociales, los temas tecnológicos y los medios electrónicos o digitales han "acercado" cada vez más a los aficionados, público, prensa y demás al núcleo del club.

Esto también es una evolución que hay que cumplir, cubrir y atender para soportar el peso o controlar el impulso que todo el entorno genera en tiempo real. Esto también funciona en diferentes proporciones o escenarios para el entorno de los negocios y el mundo empresarial.

Histórico