MARTES, MARZO 19, 2019

Parcero on fire 

12 - marzo - 2019

Los goles siempre serán lo primordial a conseguir dentro del fútbol. Sin embargo, muchas veces la gente se olvida de la elaboración que viene detrás y la importancia que tienen aquellos que asisten. Luis Quiñones es uno de ellos y es a quien destacamos ahora como un gran referente de ataque de Tigres.

De entrada, para mí los felinos cuentan con uno de los mejores planteles de México. Se podría decir que hay al menos dos jugadores por posición que podrían rendir como titulares en cualquier equipo. Justamente lo que resalta es el hecho de que, en el caso del colombiano, no hay quien lo pueda suplir en cuanto a lo que aporta.

Sabemos que el volante sudamericano regresó, pero volvió siendo un futbolista diferente al que se fue. Antes no tenía mucha participación y hoy es un inamovible. Sin él, Tigres pierde mucho a la ofensiva.

En su primera etapa ya había mostrado algunos destellos de lo que podía hacer, pero las cuestiones de indisciplina y en algún momento las lesiones, lo mermaron de su máximo potencial. Pasó por Lobos BUAP y Toluca antes de regresar y mejoró notoriamente sus cualidades. Se olvidó de los problemas extra cancha que tuvo en su momento. Me atrevo a decir que está renovado mental, física y futbolísticamente.

¿En qué me baso para decirlo? En cómo se ha desempeñado dentro del terreno de juego en este 2019. Tiene todo el torneo resaltando, no por nada se adueñó de la titularidad.

Corre, genera, se desgasta, profundiza, tiene buena pegada, defiende, hace movimientos inteligentes con y sin balón, además de que también anota. Mejor aún, puede hacerlo por las dos bandas. Los laterales se ven beneficiados de él porque los libera para atacar al hacer paredes y hacer el dos contra uno por su respectiva banda. También les da más confianza al defender.

Tampoco puedo dejar de lado su potencia y resistencia física para rendir de igual manera en cada partido que disputa, aún y cuando sean seguidos. Siempre lo ven arriba y abajo constantemente.

Su importancia también se ve en los números y en las consideraciones que Tuca tiene con él. Ha disputado 10 de 10 duelos (Clausura 2019), todos como titular y con el 87% de minutos posibles jugados. En Concachampions lleva cuatro participaciones en cuatro juegos. Nadie le quita el lugar.

Sólo tiene 27 años, pero ya cuenta con experiencia que es de destacar. Al menos en México ya le entró a todo: Liga MX, Liga de Campeones de CONCACAF, Copa Libertadores, Copa MX y Campeón de Campeones. Hasta puede presumir dos títulos a su cuenta (Liga y Campeón de Campeones 2016).

Sin duda, los goles se festejan, pero contar con un jugador capaz de generarlos (y saber hacerlos) será un punto a favor que se debe celebrar. Ferretti lo sabe y lo aprovecha. Que acierto para Quiñones el haber regresado y qué bien la directiva por haberlo traído de regreso…

Twitter: @Luis17Rdz

Histórico